lunes, 8 de octubre de 2012

Not Fakin' It


No será Johnny Thunders o Iggy Pop, pero lleva el rock and roll en su genes exactamente igual que ellos. Bien con Hanoi Rocks, Demolition 23 o en solitario (no he escuchado el disco de Jerusalem Slim, el otro grupo en el que participó), Michael Monroe ha mostrado siempre una actitud y una pasión irrefrenables, a veces incluso superiores al material que interpretaba. Aunque nacido en Finlandia y lejos de ser un artista de masas, el cantante y multiinstrumentista es para mí una estrella del rock muy por encima de otras que solo lo son por las ventas o la fama.


Not Fakin' It , su segundo elepé de 1989, es el más conocido de sus trabajos, a lo que ayudó sobremanera la aparición de Axl Rose en el videoclip del espectacular trallazo que ejerce de primer tema: Dead, Jail Or Rock 'N' Roll. While You Were Looking At Me, cortesía de Little Steven (que también hace coros en los tres primeros cortes y en el quinto), y un She's No Angel más potente que el que abría Nights Are So Long, el debut de Monroe, con Ian Hunter de nuevo al piano, completan un inicio tremendo. All Nights With The Lights On lleva en su sonido y su melodía los peores vicios de los años ochenta, sin que podamos hablar, de todos modos, de una canción espantosa. Para recuperar la vitalidad y el pulso nada mejor que la imparable versión de Nazareth que pone título al álbum.


Shakedown es también veloz y gozosa, con Monroe comiéndose su armónica como en la anterior. Man With No Eyes, cursi y pastelera, vuelve a recordarnos lo peor de la década de 1980, con Monroe a la caza del hit imposible. Menos mal que Love Is A Thicker Than Blood es un buen tema, si no para tirar cohetes, sí para redimirle del anterior… ¡no por mucho tiempo! De Smoke Screen podemos decir lo mismo que de All Nights With The Lights On, no es un horror, pero se le parece. Thrill Me sube algo el nivel, aunque deja claro que la segunda mitad del elepé es bastante inferior a la primera y que lo que podía haber sido una obra sobresaliente, llega justo al notable. Por fortuna, y ya en los años noventa, gracias a su álbum con Demolition 23 y Life Gets You Dirty, Michael Monroe conseguirá que la excelencia sea completa en al menos dos de sus trabajos. No por ello, sin embargo, dejaré yo de recomendarles este Not Fakin' It acerca del que hoy hemos hablado.

15 comentarios:

  1. Me has hecho desenpolvar un disco que creo que no escuchaba desde que salió. Joder, ¡qué mañana de lunes...!

    Un abrazo.

    (Freaky)

    ResponderEliminar
  2. Es el único disco que conozco de ese tío y hace que no lo pincho... buff! ni se, la pila.
    Me lo pincho hombre...
    Un abrazo Gonzalo...

    ResponderEliminar
  3. Para algo servimos, menos mal, Jose.

    Es algo irregular, Addison, como digo, pero contiene auténticas maravillas. A pinchar.

    Un abrazo para los dos.

    ResponderEliminar
  4. No conozco al señor Monroe (creí que sabía un poco más de música :-P ), pero haré lo necesario para remediarlo, Gonzalo.
    Estupendo blog. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Me alegro de que te guste el blog, Javier. Bienvenido.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. De Michael Monroe en solitario sólo poseo "Life Gets You Dirty" el cual a pesar de que en el momento de su publicación fue recibido con bastante tibieza -hoy día la reseña más entusiasta que recuerdo es precisamente la tuya- siempre me pareció un emocionante trabajo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Un disco para levantar animos ,desde Dead Jail Or Rock N Roll hasta Thrill Me me provoca ese sentimiento
    Gran rescate que lo tendre en cuenta para futuras escuchas .Gracias desde ya
    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. A mí me parece su mejor disco, Agente, emocionante, como bien dices. Ahí están las mejores melodías y las letras más personales de Monroe. Eso sí, la mitad de "Not Fakin' It" no se queda atrás.

    De nada, Luther, gracias a ti por pasarte. Y, sí, es reproducirlo y ponerse a pegar botes.

    Un abrazo para los dos.

    ResponderEliminar
  9. La verdad es que ni idea, grandmaster, aunque todo lo que tú recomiendes debería de ir a misa (a la misa de los pecados, jejeje). Descubrí hace relativamente poco a Hanoi Rocks y no sé, no acaban de hacerme comulgar. De todas formas tu frase inicial de que llevan el
    rock and roll en sus genes como Juanito el Atronador e Iggy Pop me provoca curiosidad. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. De los pecados, sí, ja ja ja. Viendo a Monroe en directo, Johnny, se ve claramente eso que digo. De todos modos, mira en You Tube los clips de "Dead, Jail Or Rock 'N' Roll" y "Nothin's Alright" (de Demolition 23) y me dices. Por cierto, en el "Que Sera Sera" de Thunders colabora Monroe.

    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  11. Billy the Kid was a gunslinger
    Edgar Wallace was a dead ringer
    Me I'm just a rock'n'roll singer
    Keyhold John was a bird watcher
    ahhhh ahhhhh ahhhhhhhhh not fakin' it Foolin' myself that I'm makin' it

    Qué buena Gontxi, qué gran disco incluso con sus temas pasteleros, tal vez lo habré escuchado más de 200 veces? Tengo hasta una versión especial del cd que me compré en Sun Records (mi proceedor de cds) con libreto¡¡

    ResponderEliminar
  12. ¿Has escuchado la original de Nazareth, brother? No sabía que tenías esa edición, ya me la enseñarás cuando nos veamos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Ni idea de Nazareth, he flipado con el tema, qué buen sonido, ya estoy con ellos.
    El guitarrista se llama Manuel Charlton (madre española)

    ResponderEliminar
  14. Hubo un tiempo (cuando empezaba a meterme en ésto del mester de rockería)en que pillé un montón de cosas relacionadas con éste hombre: Discos de Hanoi, de él en solitario, Demolition 23... Era un tipo realmente apreciado entre los "veteranos" del lugar, que se empeñaron en dármelo a conocer.

    Hoy día, lo cierto es que lo escucho bastante menos (ocasionales escarceos con el debú de Hanoi Rocks, algo de los D23... Su último disco en solitario era bueno) lo que no quita que siga considerándolo como uno de los frontmans/showman definitivos del negocio y un personaje impepinable del Rock and Roll. Hats off to Michael!

    Rock-On!

    ResponderEliminar
  15. Ya verás qué buen grupo, Álvaro.

    Yo la verdad es que le aprecio mucho, Tyla, como buen veterano cuarentón. Obviamente, la obra de Monroe es irregular, pero como bien dices es "un personaje impepinable" de esto del rock, pocos artistas lo viven tan intensamente. Gracias por todos tus comentarios de hoy. Un gustazo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar