sábado, 13 de abril de 2013

Nothing But A Bad Day


De no ser que medie una nueva reunión del grupo, Nothing But A Bad Day (2009) quedará como el último disco de los Hot Dogs!, quinteto vasco defensor, con argumentos, del mejor rock and roll parido en los años setenta. Liderada por Jon Iturbe —hijo bastardo de Michael Monroe y Johnny Thunders con auténticas hechuras de estrella de rock—, la banda sigue atada en su cuarto elepé a las influencias que la hicieron nacer (Stones, AC/DC, New York Dolls, Mott The Hoople, Aerosmith, etc.), pero las regurgita con mayor intensidad que nunca en canciones explosivas como You Can Bet It y Hitch-Hiker's Blues; préstamos pedidos a los hermanos Young, aunque devueltos con clase: Scary; encuentros entre Exile On Main St. y el punk llenos de chulería autovindicativa y fatal y llamados, cómo no, Can't Change Mine; o exposiciones de lujuria arrastrada y procaz, con un Iturbe espléndido, en T-Shirt Out. Solo cinco de los diez temas que contiene el elepé, si bien la otra mitad funciona con las mismas garantías. Las guitarras de Iñigo Agirrezabaltegi e Iker Alvarez, el bajo de Carlos Alonso y la batería de Iñaki Urizabal suenan con la contundencia y cohesión de quienes llevan años envenenados por la música del diablo y, al interpretarla, parecen convencidos de estar inventándola, haciendo —o creyendo hacer— novedad de la tradición. Utópicos y románticos perdedores, Iturbe y sus compañeros —desde su pequeña guarida en Urretxu, Guipúzcoa—, vuelvan o no a existir como The Hot Dogs!, han dejado ya para siempre una discografía notable que en sus dos últimas entregas, III y, sobre todo, este Nothing But A Bad Day voló muy, muy alto. Que pocas personas la conozcan, no cambia para nada las cosas.

8 comentarios:

  1. Estos fueron grandes amigos mios en mi época de juergas desenfrenadas!Tengo sus tres ?¿ que me regalaron.Pero el mejor es un vinilo de edicion limitada que saco Jon Iturbe! De ser justamente Monroe estaria en boca de todos y solo estuvo en boca de los colegas!Hace tiempo que no les veo, la ultima vez fue cuando actuaron en el Azkena.Luego charlamos y me pasmo como Iturbe seguia viviendo el rock and roll tan intensamente tanto dentro como fuera de los escenario!
    tu post me ha traido una avalancha de recuerdos de juergas nocturnas, chicas y rock a tope!!Que lejos queda eso!
    Gracias!
    A+

    Ps:Por cierto tengo otro blog!!!Como siempre con otros estilos musicales!

    http://bibinouchi.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Sonaron mucho sus dos primeros discos en mi piso de estudiante y luego les perdí la pista; tengo que recuperarlos porque lo cierto es que sabían muy bien que era eso de tocar rn'r.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Qué recuerdos, Tsi, ¿eh? Yo pienso a veces en conciertos y juergas de hace quince o veinte años y me digo: ¡joder, ése era yo! Tienes toda la razón en lo de Jon Iturbe. Me paso y sumo a tu blog.

    ¡Piso de estudiante!: más recuerdos, Agente. He compartido piso durante quince años, y el denominador común siempre fue la música, los Hot Dogs! entre otros. "Nothing But A Bad Day" no te defraudará.

    Un abrazo republicano a los dos.

    ResponderEliminar
  4. Suenan contundentes, Gonzalo, no están nada mal. Le veo muchas de las influencias que anotas. Un abrazo. La entrada, como siempre, estupenda.

    ResponderEliminar
  5. Si te soy sincero había oído hablar de ellos pero nunca he escuchado nada. Con las referencias que citas pintan muy bien. Abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Javier. Suenan muy contundentes, sí.

    Te gustarán, Johnny, sin duda.

    Abrazos para los dos.

    ResponderEliminar
  7. Me pasa como a Johnny, me los apunto y les doy una oida de inmediato.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Espero que te guste su música, Addison.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar