jueves, 9 de enero de 2014

The Thieving Magpie (La Gazza Ladra)


Lo admito: jamás he prestado atención a Marillion pos Fish, ni a lo que éste ha hecho en solitario. Para mí, Marillion es el grupo de Fish, y Fish, el cantante de Marillion; no por cotejo, que faltaría a la verdad, sino porque nunca pude concebir al quinteto británico sin el escocés al frente, ni imaginar a éste por su cuenta sin la compañía de Steve Rothery, Pete Trewavas, Mark Kelly y Ian Mosley. Obviamente, son prejuicios de adolescente de lo que hablo, pero, aunque la mayoría los tumbe y anule la razón (adulta), otros siguen ahí sin apearse del burro. Tampoco he sabido nunca muy bien por qué me han seguido gustado discos como Fugazi o Clutching At Straws, pues no es un tipo de música la suya —el rock progresivo— que servidor escuche habitualmente. Muchas bandas de las que disfrutaba antaño hoy en día me parecen sencillamente espantosas y ridículas, pero Marillion y Fish han seguido ahí inmutables incluso aceptando la influencia evidente de un grupo tan pretencioso y falaz como Genesis. Quizá sea que hay más pop de lo que parece en su propuesta; quizá la melancolía de sus melodías y sus letras; o, quizá, que, con catorce años, empecé a fumar y tuve mi primera novia mientras escuchaba sin parar, durante aquel inolvidable verano de mediados de los ochenta, Misplaced Chilhood y —¡sí, ambos!— Never Mind The Bollocks.


The Thieving Magpie (La Gazza Ladra) fue el doble elepé en vivo que —reuniendo materiales de diversas épocas grabados entre 1984 y 1987 y publicados en 1988— resumía cuatro álbumes en estudio realmente logrados y despedía a Fish para dar paso a Steve Hogarth. No son muchas, la verdad sea dicha, las diferencias que la música de Marillion ofrece en directo respecto a sus discos, aunque sí gana en intensidad, ésa que provoca la presencia de un público enamorado de la banda. Así que para lo que nos sirve —realmente— The Thieving Magpie es para disfrutar de unas canciones que siguen relucientes a pesar  del paso del tiempo. Tras el fragmento de la obertura de la ópera de Rossini que da título al trabajo, Slàinte Mhath enseña a un quinteto seguro de sí mismo sin llegar a la arrogancia, que continúa poderoso con He Knows You Know y se ancla en la tristeza de Chelsea Monday para no dejarla al repasar por completo la primera cara de Misplaced Chilhood. Toda la nostalgia de la infancia perdida que indica el título, los amores rotos y demás marcas arduas de sobrellevar que nos va dejando la existencia se concentran por igual en las notas que desgrana la banda y las palabras que salen por la boca de Fish, especialmente en Kayleigh, el más famoso de los temas del grupo. La primera parte del segundo elepé repasa Fugazi, el segundo disco de Marillion, mediante Jigsaw, Punch & Judy y el tema homónimo, entre los que se cuela la balada Sugar Mice, del cuarto trabajo del grupo y último con Fish al frente, Clutching At Straws. Es éste precisamente el que protagoniza la cuarta cara, si bien a la parodia (sigo dudando si fallida o no) que es Incommunicado y la enorme White Russian —denuncia de los rebrotes nazis de aquel entonces—, antecede Script For A Jester's Tears, el largo y complejo corte que ponía nombre al debut de la banda.


Finiquitaba así a un disco en directo, sí, pero —mucho más allá— se clausuraba una etapa de una banda —Marillion— que con Fish ya fuera de la misma parecía ciertamente, si no imposible, muy diferente e incierta. No puedo yo juzgarla, repito; fui de los que me retiré a la sazón y decidí olvidarme de quien tantas alegrías (¿o sería más apropiado decir tristezas?) me había dado. Quién sabe, quizá algún día me dé por escuchar Season's End o Afraid Of Sunlight (Vigil In A Wilderness Of Mirrors o Internal Exile en el caso de Fish) para saber si realmente hice bien o no; mientras tanto, volveré a pinchar The Thieving Magpie —por ejemplo— y me dejaré envolver por su hermosura y el recuerdo de un tiempo ya totalmente muerto a mi edad, pero vivo en mi memoria.

17 comentarios:

  1. ¿Tienen algo que ver "fugazi" y la banda FUGAZI americana?.

    ResponderEliminar
  2. Entiendo que veas a Marillion con Fish, la teatralidad y porte del mismo son imposibles de anular sin embargo para mi los dos mejores discos de Marillion, aunque pudiera ser tachado de loco por sus fans- yo no lo soy especialmente - no esta fish.
    ASI MARBLE un doble cd en su edición aceptable es magnifico , sorprendente y sin ese regusto a Genesis, y otro doble HAPPINESS IS THE ROAD, continuación del anterior aunque algo más flojo. Los dos absolutamente recomendables aunque no guste Marillion. Este directo que comentas si es como un greatets hits en el mayor fuerte del grupo

    ResponderEliminar
  3. Ninguna relación, San.

    Apunto tus recomendaciones, Bernardo. Como digo, nunca he seguido a Marillion después de 1988, y me atraen siempre las opiniones que se salen del canon.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Pues te diré Gonzalo que a mi Marilion nunca me proporciono alegrías ni tristezas porque nunca les di la oportunidad, lo mismo es ya tarde pero con tu crónica me entran ganas de escucharles...
    Abrazo maestro.

    ResponderEliminar
  5. Como tú veas, Addison, yo creo que igual te puede gustar.

    Un abrazo, majo.

    ResponderEliminar
  6. Pues yo sí que les voy a dar otra oportunidad... En su momento, también con 14, no me entraron... y eso que el prog me ha tirado siempre; uno de esos ejemplo en los que un grupo que lo tiene todo para que te guste, no te llena, y no sabes el porqué... Creo que es el momento... Gracias como siempre, Gonzalo...

    ResponderEliminar
  7. Soy megafan de Marillion ..me cogio de pleno cuando salio la banda...He visto la banda y a Fish! Steve Hogarth no era santo de mi devocion..pero tras comprar el resto de la discografia de Marillion post Fish y escucharla atentamente y verlos en conciertos, la coa cambio..Siguen siendo una banda enorme. Este disco es una maravilla por supuesto!
    A+

    ResponderEliminar
  8. A pesar de ser muy amante del prog, nunca le he dado una oportunidad a Marillion, a los que, no se porqué, siempre los he encasillado en un estilo más "heavy" que "prog". Por cierto eso de considerar a Genesis como pretencioso y falaz no me lo dice usted a la cara y en la calle, señor Aróstegui. Su etapa Gabriel me parece francamente buena, a la par que manifiesto mi total repulsa a la época Collins, pero bueno, estábamos hablando de Marillion...
    Abrazos,
    JdG

    ResponderEliminar
  9. Gran entrada. Discrepo en lo Genesis q tiene una carrera ejemplar hasta wind and wuthering, muy superior a marllion. Pero d acuerdo en lo de Fish. Para mi tambien es Marillion

    ResponderEliminar
  10. De nada, Caimán, a ver si ahora que eres viejo, je je je. Por cierto, tengo pendiente tu libro.

    Pues nada, Forrest, tendré que dar una oportunidad a Hogart.

    Como digo, Javier, Marillion tiene una vena pop muy importante, con el heavy nunca ha te tenido relación, lo que pasa es que la revistas metaleras siempre han hecho bastante caso al grupo. En la calle y con navajas si quieres, je je je. Respetando tus gustos, siempre he visto un fondo de mentira y amaneramiento en Genesis que me ha hecho imposible su música. Lo he intentado con "Selling England By The Pound" y "The Lamb Lies Down On Broadway", pero no puedo con ellos.

    Gracias, Jose. Si lees lo que le digo a Javier, sabrás mi opinión sobre el asunto Genesis.

    Un abrazo a todos.

    ResponderEliminar
  11. Decididamente este género no me pone, ni Marillion, ni James Barclay Harvest, ni casi Rush, salvo sus dos primeros (Rush y Fly By Night) que poco tienen que ver con el tema sinfónico, aunque tengo buenos recuerdos de, en esta onda, del Live de Emerson, Like & Palmer, que hice sonar mucho en mi casi olvidada adolescencia.

    Un abrazo...

    ResponderEliminar
  12. Marillion se mueve en terrenos ambiguos, Aurelio, aunque se pueda aceptar que hace progresivo. A mí Genesis y Yes, por ejemplo, no me dicen nada, pero King Crimson y Pink Floyd me gustan mucho. Y con EL&P nunca me he metido a fondo, la verdad.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. http://www.youtube.com/watch?v=l3NhNz9-EOA
    diez fantasticos minutos con neverland el hit de marbles

    ResponderEliminar
  14. http://www.youtube.com/watch?v=OIzok2JhhKQ&list=PL41D1783BC6981FC8
    don´t hurt yourself

    ResponderEliminar
  15. Estoy con los que reivindican a Genesis por encima de Marillion, aunque Script's, Fugazi y Misplaced Childhood son una jodida maravilla que me trae fantasticos recuerdos. Post-Fish me quede en Holidays in Eden y Season's End que siendo un cambio evidente respecto a la mejor epoca de Fish, son una preciosidad. Saludos,

    ResponderEliminar
  16. Bueno, ya ha quedado clara mi opinión, J. Apunto y agradezco tus recomendaciones.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar