jueves, 13 de septiembre de 2018

For Your Pleasure


El segundo elepé de Roxy Music, y último con Brian Eno, mantiene el milagroso equilibrio del debut del grupo inglés entre el pop más exquisito y la vanguardia experimental. For Your Pleasure (1973) viene a corroborar y ensanchar un universo musical extraordinariamente peculiar que busca la conexión entre realidades estéticas que en apariencia no pueden concurrir por responder a intenciones —artísticas y comerciales— antitéticas e irreconciliables. Sin embargo, desde bien pequeños todos sabemos que las apariencias engañan. Y, si no fuera así, ahí está el creador arriesgado para hacer caso omiso de ellas e investigar las sinapsis desapercibidas que el conservador —por miedo, por limitaciones o por pura mediocridad— jamás podría intuir.

Aunque sea Brian Ferry el autor de los ocho temas del álbum, las aportaciones de cada uno de los miembros de la banda a la hora de ponerlos en pie son las que dan con un sonido que requiere de serios esfuerzos, que no pasarán de orientativos, si quiere ser clasificado. Do The Strand es una suerte de boogie-woogie robotizado que inicia eufórica la función. Beauty Queen tiene aires de balada que es partida en dos a medio camino por una aceleración roquera. El Ferry crooner no nos abandona en Strictly Confidential, corte que va creciendo en intensidad al sumarse a la voz y el mellotron de aquél y el oboe de Andy Mackay la batería de Paul Thompson, el bajo de John Porter y la guitarra de Phil Manzanera. Editions Of You es un balazo de glam y high energy rock and roll en el que conviven y se apoyan —magníficos— la base rítmica, el piano eléctrico y la voz de Ferry, el saxo de Mackay, las seis cuerdas de Manzanera y el sintetizador de Eno. Los cinco minutos y medio de In Every Drean Home A Heartache van de la inquietud surreal de su primera mitad al rock ácido de la segunda, que huele a la Experience, Cream o Traffic en sus versiones más aguerridas.


The Bogus Man lleva por encima de los nueve minutos su cadencia kraut que trae inmediatamente a la cabeza a Can: una base rítmica repetitiva y obsesiva sobre la que Mackay, Eno y Manzanera fabrican texturas psicodélicas que modelan los momentos más extremos del trabajo. En la línea de Beauty Queen (incluida la mencionada aceleración, aquí mucho más extensa), Grey Lagoons sirve como contraste a tanto desparrame sensorial antes de que la canción que pone título a For Your Pleasure eche el cierre. El misticismo carnal de sus notas se desarrolla misterioso, ganando en atonalidad conforme avanza en busca del placer anunciado y deshaciéndose, rompiéndose como si éste no fuera sino una mera entelequia que nada más ser nombrada se enturbia o desaparece.

Las carreras de Roxy Music y Brian Eno se bifurcarán inevitablemente tras publicarse el segundo disco del grupo, pero escuchados Stranded y Here Comes The Warm Jets (tercer plástico de los ingleses y debut de Eno, respectivamente) queda claro que la categoría sobresaliente de For Your Pleasure se había quedado en ambas partes y que la influencia de Ferry y compañía en el autor de Another Green World era de ida y vuelta. Imagen especular sostenida por dos elepés imprescindibles que sirvieron de arranque para una banda sin igual.

4 comentarios:

  1. Junto a Stranded mis dos discos favoritos de Roxy Music. Lo despiezas de manera rigurosa y certera. Por no hablar de esa tremenda portada.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Con Roxy me pasa como con Velvet y Pink Floyd. Prefiero su primeras etapas con Eno, Cage y Barrett. Este su segundo álbum es exquisito en su propuesta, que ya comentas, pop y vanguardia, no se puede ir más allá en su perfección formal. Tan sublime que subió a la categoría de Manual sin demasiado esfuerzo. Para mí, el mejor disco de la banda londinense.
    Abrazos,
    JdG

    ResponderEliminar
  3. Un disco excelente, Gonzalo. Años hacía que no le echaba un vistazo, gracias por no dejarlo caer en el olvido. Tus palabras, siempre tan acertadas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. "Stranded" es otra joya, Addi.

    A mí me parecen sobresalientes, Javier, la Velvet, Roxy y Floyd antes y después de Cage, Eno y Barrett, pero también me quedo con las primeras etapas (excepto en el caso Barrett, ahí no puedo elegir).

    Gracias a ti por pasarte por aquí, Rubén.

    Abrazos.

    ResponderEliminar