lunes, 6 de julio de 2015

Obsession


Si en directo seguía funcionando como una máquina aplastante (Strangers In The Night es la prueba incontestable), UFO iba a dar un bajón creativo al finales de los setenta al publicar Obsession (1978). El último disco en estudio antes de que Michael Schenker abandone el barco es un buen álbum, pero queda lejos de los cuatro anteriores —Phenomenon, Force It, No Heavy Petting y Lights Out—; es decir, los que convierten al quinteto en uno de los nombres indispensables del hard rock de los setenta y dan a conocer al guitarrista alemán como esa fuerza de la naturaleza que transforma en poesía la electricidad más agresiva.


Obsession carece de las gloriosas canciones de antaño, pero tiene varios temas realmente destacables, la banda no se ha olvidado de tocar sus instrumentos y Schenker luce sus seis cuerdas como se espera. Only You Can Rock Me y Pack It Up (And Go) — discutible crítica al pasado que se reclama presente— abren el elepé roqueando y noqueando, especialmente el segundo de los cortes, para mí el mejor de todo el trabajo, y en el que llama la atención la percusión made in Bonham de Andy Parker. Arbory Hill es un intrascendente interludio instrumental que precede a Ain't No Baby, correcto medio tiempo que muestra sus limitaciones al compararse con la mentada Pack It Up (And Go). Baladón de cuerdas ampulosas y letra ridícula, Lookin' Out For No. 1 es un engendro digno de Whitesnake por el cual habría que colgar a Pete Way, Phil Mogg (compositores) y Ron Nevison (productor), o al menos condenarles a cadena perpetua. Hot 'N' Ready hace que aparquemos medidas así de drásticas, en especial por el espectacular solo de Schenker, sin duda el Hendrix teutón. Cherry y You Don't Fool Me mantienen vivo el fuego del rock and roll hasta que Lookin' Out For No. 1 (Reprise) recupera el motivo de tan nefando corte, el cual, breve e instrumental, se hace más llevadero. One More For The Rodeo, otro buen tema en el que vuelven a triunfar los dedos del mago de Sarstedt, precede a la segunda canción lenta y melosa del trabajo, Born To Lose, que, sin caer tan bajo como la primera, dista mucho de merecer el aprobado.


De la gira de presentación de Obsession por Estados Unidos —tras la que Michael Schenker dejará el grupo para volver quince años después— saldrá el extraordinario doble elepé en vivo arriba mencionado, en el que solo se incluirá un tema del álbum que aquí hemos tratado. Sintomático o no, está claro que el nuevo material poco tenía que hacer ante el antiguo, si bien tampoco era desdeñable. El lector que no lo conozca será quien decida si mis palabras le animan a escucharlo; el que lo haya hecho, puede decir si está de acuerdo con mi análisis o discrepa de él. Soy todo oídos.

7 comentarios:

  1. Hombre, es más ampuloso como dices, más "americano" si quieres, pero no creo que desmerezca respecto a los anteriores. Quizás esa ampulosidad que venía de la presencia de los arreglos de cuerda hacían que no todo el material fuera pasto de directo de ahí la sola presencia de Only You Can Rock Me (¡himno!) en el repertorio registrado en Strangers...

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hombre, Gonzalo, razón tienes en que no llega a los niveles de los cuatro discos anteriores, pero tampoco es para ponerse así... (es broma). Me ha hecho gracia descubrir esa fobia hacia Whitesnake y los baladones melosos con arreglos barrocos.. (a mí tampoco me gusta Lookin´out for nº 1)... El disco es claramente irregular, trallazos gloriosos son seguidos de medianías cortapuntos... se notaba que la formación no pasaba por su mejor momento en cuanto a sinergia compositiva y personal... lo cual dio pie a dos nuevas trilogías muy muy reseñables de UFO y MSG...
    Personalmente, un disco que contiene un temón como Cherry y los siempre disfrutables solos de Schenker es inmediatamente salvado de la quema...
    Abrazos, bro.

    ResponderEliminar
  3. Yo no lo veo al mismo nivel, Agente, pero sí que veo en él las cosas positivas que digo. Himno sin duda el "Only You Can Rock Me".

    Whitesnake me parece un grupo bastante flojo en general, y a partir de "1987", directamente ridículo, Caimán. "Obsession" es un disco irregular, cierto, aunque tenga piezas como "Cherry" muy chulas. El primer disco de UFO pos Schenker, "No Place To Run", me parece bastante bueno, y de MSG tengo buen recuerdo del doble en vivo, pero hace años que no lo escucho.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Tengo a UFO como asignatura pendiente y las referencias que das de sus primeras obras me sirven para intentar paliar esa falta. Si encuentro esos trabajos, ahora más fácil a través de subastas on-line, no dudaré en hacerme con ellos. Por lo que comentas, parece que este disco no es el más recomendable para empezar a meterse con UFO.
    Abrazos,
    JdG

    ResponderEliminar
  5. En un tiempo me metía atracones con los tres primeros de UFO, pero los tengo un poco olvidados, en especial este que hoy comentas, me apetecen, lo de Grecia me ha dado ganas de gritar y menear el cuello en honor de la derrota (solo la primera) de los capitalistas y mezquinos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Antes de entrar Schenker, Javier, el grupo hacía un cruce de space, hard y progresivo de mucha enjundia que dio lugar a dos discos de los que te recomiendo el segundo, "Flying", especialmente para tus noches lisérgicas. De la etapa Schenker no te debes perder el doble en vivo "Strangers In The Night". El disco del que hablo es bueno, pero los hay mejores en la carrera de la banda británica.

    Me imagino que te referirás a los tres primeros con Schenker a bordo, ¿no? Lo de Grecia ha sido emocionante, hoy lo comentaba con los padres en el parque, qué lección de democracia y resistencia nos han dado los griegos, Addison.

    Hasta la victoria y abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente los tres primeros con Schenker, el Phenomenon, Force it y No Heavy Petting.
      Lo de Grecia ha sido emocionante, un primer paso que puede cambiar chips en cerebros de muchos camaradas bienintencionados pero equivocados desde hace décadas.
      Abrazo.

      Eliminar