miércoles, 27 de junio de 2018

Clutching At Straws


Una cita del Elogio de la locura de Erasmo en la contraportada, un título que alude a la última de las esperanzas (bien débil, bien utópica, bien falsa) y la presencia en la portada y en la contraportada de Robert Burns, Dylan Thomas, Truman Capote, Lenny Bruce, John Lennon, James Dean y Jack Kerouac dan a Clutching At Straws (1987) un atractivo, quizá un misterio, previo a su escucha. El último elepé en estudio de Marillion con Fish, por supuesto, no se conforma con las apariencias y despliega un espléndido pop progresivo que enlaza con el poderío melódico y emocional de su anterior Misplaced Childhood. Los referentes citados van tomando sentido en las letras y en la voz de Fish mientras que Steve Rothery (guitarra), Mark Kelly (teclados), Pete Trewavas (bajo) y Ian Mosley (batería) demuestran su habilidad instrumental y compositiva. A pesar de su carácter desmitificador o paródico, la única canción que desentona es Incommunicado, uno de los singles más radiados de la banda británica. Ni su tono ni su tempo casan con la cadencia y la belleza del resto del álbum —nacidas mayormente de la preocupación, la culpa y la incertidumbre de quien se agarra a un clavo ardiendo, como anuncia su título—, el cual, perdido en la noche (That Time Of The Night), abrazado a la denuncia política (White Russian) o entregado a la balada perfecta (Sugar Mice), navega en un ambiente grave que solo se disuelve en el desaforado final de función en que se convierte The Last Straw durante sus últimos segundos. Un mordaz Happy Ending prácticamente imperceptible clausura Clutching At Straws y la obra de Marillon con su primer cantante, el exclusivo periodo del grupo al que he prestado atención y que sigue sonando fantásticamente.

8 comentarios:

  1. Una de mis asignaturas pendientes, incomprensible en un seguidor irredento del estilo progresivo. Espero paliarlo en alguna Feria del Disco. Este es el típico grupo del que me gustaría tener sus primeras ediciones, nada de reediciones con bonus tracks y códigos de descraga.
    Abrazos,
    JdG

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo las ediciones que tú quieres, Javier, je je je. De "Clutching", de "Fugazi" y del doble en vivo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Creo que me estoy perdiendo de algo trascendental con esta banda.
    Se aceptan recomendaciones ! Saludos .

    ResponderEliminar
  4. Puedes comenzar con el que comento, Luther, pero los cuatro elepés que el grupo grabó con Fish son muy recomendables.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. No me he introducido en la discografía de Marillon por falta de tiempo y oportunidad, creo que este puede ser un buen comienzo como le dices a Luther.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. A mí es un grupo que me gusta mucho, sin ser un tipo de música que en principio me mate. También de la época, nacionalidad y cajón de pop progresivo es It Bites, que en 1988 grababa el deslumbrante "Once Around The World".

    Abrazos, Addi.

    ResponderEliminar
  7. Le dieron de ostias hasta en el carnet de identidad ... por Incommunicado (verbenera version de Fish que yo no denigro) pero como dices, Sugar Mice o White Russian se llevan esto a la estratosfera. No lo pondria al nivel de Misplaced Childhood donde la version lirica del gordo me apabulla, pero si entre lo mejor del grupo. Algo similar pasaria con la entrada de Steve Hogarth. Venga a darle de ostias .... ¿alguien de verdad se ha parado a escuchar esa belleza absoluta que fue Season's End?. Luego les perdi un poco la pista pero aquel Marillion tenia pocos rivales.

    ResponderEliminar
  8. Yo sí lo pongo a la altura de "Misplaced", J, pero quizá una próxima escucha me haga matizar. Como comento, nunca me ha dado por los Marillion de Hogarth, pero tomo nota atenta de tu recomendación y escucharé "Season's End". Gracias.

    Saludos.

    ResponderEliminar