jueves, 30 de octubre de 2014

Calling All Radios



Hasta donde yo sé, Calling All Radios (2002) fue el único disco publicado por The Distraction, cuarteto californiano dedicado a prolongar el aullido punk y británico de 1977. Y no hay capricho u obviedad en utilizar el gentilicio "británico", pues la música del grupo y el acento (imagino que impostado) del cantante (epígono de Johnny Rotten) no ocultan sus referentes. Sex Pistols, Generation X, Buzzcocks y otros parecidos son invitados a una fiesta de poco más de veinticinco minutos y catorce canciones en la que recaudar fondos a favor de la concisión, las buenas melodías y el rock and roll, género que precisamente es defendido de aquellos usurpadores que dicen practicarlo en el tema que lleva su nombre: 

"Lo que dices
no es lo que tocas
algo no concuerda en tus
entrevistas
rock
rock and roll
tú no tocas rock and roll".

Composiciones con gancho y actitud convincente es lo que ofrece este olvidado elepé —cuyas letras hay que seguir por escrito, pues no hay dios que las entienda de viva voz—, a pesar de no tener muchos años y haber sido disco del mes en su momento en Ruta 66. Lo rescatamos aquí por si algún adolescente se anima —efervescente tras haberlo degustado— a seguir el consejo que daba Jaime Gonzalo en la reseña correspondiente: "Fíjense bien, si yo tuviera treinta años menos y no supiera a lo que me expongo, no les quepa la menor duda de que después de escucharlo prendería fuego al ordenador para empuñar una guitarra". ¿Alguien se lanza?

4 comentarios:

  1. Me recuerdan mucho a The Damned, lo cual es buena señal. Gracias por el descubrimiento, Gonzalo. Pase ud.Un buen día.

    ResponderEliminar
  2. Por supuesto, Alex. También están los Damned en los genes de The Distraction.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Joer, ni idea pero la pinta es tremenda. Los epígonos son los epígonos. Hablamos pronto. Fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Aúpa, Johnny. The Distraction es de los tuyos, seguro.

    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar