jueves, 26 de enero de 2017

We Free Kings


Grabado los días 16 y 17 de agosto de 1961 —un mes después de registrar para Prestige el excelente y compartido con Jack McDuff Kirk's Work—, We Free Kings supone el primero de los elepés que Rahsaan Roland Kirk publicará con Mercury. El multinstrumentista de Ohio cuenta con el apoyo fijo de Charlie Persip a la batería, mientras que Richard Wyands y Hank Jones, por un lado, y Art Davis y Wendell Marshall, por otro, se encargan del piano y el contrabajo —respectivamente— en los cortes en los que sus homólogos no intervienen. Como es habitual, nuestro mítico e invidente protagonista se encarga de del saxo tenor, del strich, del manzello (estos dos últimos, saxos por él modificados, alto el primero, soprano el segundo) y de la flauta, triunfando con todos ellos cualesquiera que sean las improvisaciones que realiza. Hard bop, bebop, blues y soul jazz salen de las boquillas que sopla Kirk, confirmados asimismo por sus acompañantes, espléndidos en su conjunto, si bien las baquetas de Persip —si exceptuamos las aportaciones del autor de Volunteered Slavery son para mí lo más radiante y expresivo del álbum. Aunque hablemos de un disco cuya homogeneidad creativa es máxima, no está de más mencionar la brillante versión del clásico de Charlie Parker Blues For Alice, en la que Kirk toca varios de sus saxos a la vez; el tema que da título al trabajo, We Free Kings, en el que podemos escuchar el arsenal completo del músico, destacando por tiempo y belleza la flauta; lo juguetona que ésta puede llegar a ser en la breve You Did It, You Did It; o los seis minutos largos de Some Kind Of Love y su tempo de vals hecho jazz. Momentos que entresaco de un elepé fantástico en su totalidad, y que en 2017 suena tan fresco como cuando quedó plasmado en un estudio de Nueva York aquel verano de 1961.

6 comentarios:

  1. No soy muy de Jazz por cuanto algo debe quedar fuera no hay tiempo para todo pero si leo los discos que recomiendos y tomo nota . El dia que abandone el pop me paso al jazz

    ResponderEliminar
  2. Si le haces un hueco al jazz yo creo que te dará muchas alegrías, Bernardo.

    ResponderEliminar
  3. Me tengo que meter mucho más (en el buen sentido...) con el amigo Ronaldo. Tan solo tengo su maravilloso "The Inflated Tear" y, de hecho, creo recordar que fue la única entrada de jazz que me atreví a publicar (Escribir sobre jazz no lo hace cualquiera, como se demuestra en tu casa)
    He descubierto hace poco una muy buena página web llamada Jazz Wax que igual conoces. Es absolutamente recomendable.
    Abrazos,
    JdG

    ResponderEliminar
  4. Recuerdo esa entrada, Javier. Kirk grabó muchas cosas buenas antes de llegar a "The Inflated Tear", ahí tienes terreno de juego. No conozco la página, pero me voy ahora mismito a vistarla. Gracias, amigo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Gracias a Jethro tull y su "Serenade to a cuckoo", conocí a Kirk. Años ha.
    La primera entrada que hice yo, fue dedicada Roland Kirk.
    Jazz Wax esta muy bien, tiene una parte de entrevistas muy buena.

    ResponderEliminar
  6. Pues gracias por tu aportación, Luis.

    Saludos.

    ResponderEliminar