miércoles, 23 de febrero de 2011

Zeno Beach

De los retornos que el siglo XXI ha visto (y verá) de grandes grupos de los sesenta y setenta, uno de los más jugosos es, en mi opinión, el que protagonizó Radio Birdman con el excelente Zeno Beach. El primer corte, We've Come So Far (To Be Here Today), además de poner las pilas al personal, informa de que el álbum transita los caminos por los que se mueven Rob Younger y su New Christs; o lo que es lo mismo: la influencia del cantante en Radio Birdman es mucho mayor que en la época clásica del grupo. Aunque Deniz Tek siga siendo el principal compositor del grupo —diez de las trece canciones del disco están escritas o coescritas por él—, el sonido de Zeno Beach remite a Lower Yourself o We Got This!, en lo que podría pasar, si me apuran, por un trabajo de los New Christs. Por supuesto que nada hay de malo en ello, pues la obra del grupo de Younger es una de las mejores del rock de los últimos veinticinco años.

No voy a decir, de todos modos, que Zeno Beach sea Radios Appear. Su onda expansiva es más reducida, pero su calidad es innegable, la de unos músicos maduros que si bien prefieren mirar para adentro, conscientes de que han pasado muchos años, siguen llenos de una energía que la edad canaliza de manera diferente (aunque haya balazos como Connected, ojo). Un disco que suena muy sólido y cohesionado; rock, es obvio, pero al que cuesta buscar émulos o ascendentes, algo que ya sucedía con Radio Birdman en los setenta y con los New Christs posteriormente, pues aunque sean los Stooges y MC5 sus fuentes principales, hay en ellos una vertiente pop y un dramatismo (tan peculiar en muchas bandas australianas) que les lleva a poner en práctica un discurso que —como en los artistas de mayor calado— utiliza sus influencias musicales para traducir a claves estéticas vivencias, sensaciones y pensamientos particulares. No es ajeno a lo argüido el que Radio Birdman sea un sexteto en el que las teclas tienen su importancia, mucha en Zeno Beach. Incluso es autor Pip Hoyle de los dos temas que cierran el elepé: The Brotherhood Of Al Wazah y Zeno Beach.


No hará falta insistir, tal y como hacía al hablar de Green Manalishi, en que los Strokes o los Libertines se quedan en nada —por no citar indecentes sinecuras— tras escuchar el álbum de Radio Birdman, a pesar de que aquéllos sean mucho más famosos y hayan acaparado más portadas que los australianos y que muy pocos de sus seguidores se enterasen siquiera de la publicación de Zeno Beach en 2006. Nada podemos hacer al respecto, simplemente recordar las palabras de Joe Tangari en 2001 al reseñar el espléndido recopilatorio The Essential Radio Birdman (1974-1978): "Desafortunademente, parece como si Radio Birdman hubiera sido el grupo adecuado en el momento inadecuado". Pudiera ser válida dicha afirmación para su segunda encarnación, pero tampoco hay que darle demasiada importancia. Si quieren saber mi opinión, yo no le doy ninguna.

8 comentarios:

  1. Tengo este disco original y me gusta bastante. Es un muy buen disco. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Mira que me gusta (pero mucho, mucho) el primero de los hombres-pájaro, pero el "Zeno Beach" no me acaba. Quizás sea por el parecido que resaltas con los New Christs,que nunca han sido lo que se dice santos de mi devoción.

    En fin, habrá que darle otra oportunidad: Rock On!

    ResponderEliminar
  3. Todavía no he escuchado nada de Radio Birdman, a pesar de que sé que es un referente y que siempre ha tenido buena acogida entre la comunidad garajera. Tendré que solucionar eso ya mismo!

    Felicidades por el blog, es cojonudo. Te linko al mío, que acaba de nacer y ya da sus primeros pasos.

    ResponderEliminar
  4. No sabía nada de este retorno. Ya lo hablamos en alguna ocasión, cómo nos gustaban aquellos Radio Birdman de finales de los 70. Tomo nota, merci.

    ResponderEliminar
  5. Voy a escucharlos. No los conozco.

    Muchas gracias compañero.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Así podrás apreciar su hermosa portada, Savoy.

    Es que "Radios Appear" es una puta pasada. A mí me encantan los New Christs, Tyla. Me parecen igual de buenos que Birdman.

    Ya me he pasado por tu blog y te he dejado un comentario en una entrada de Elliot Smith, Lovecrafto. Gracias por tus elogios, se intenta hacer lo mejor posible. Ya sabes, ¡a escuchar a Radio Birdman!

    Johnny, no sólo el disco es buenísimo, sino que en 2006 lo prsentaron en Madrid dos noches seguidas de octubre en la Sala Sol. Yo estuve la primera de ellas, y te puedo asegurar que el concierto fue pura pasión y energía, con un público entregadísimo.

    Freaky, del rock australiano sólo es conocido masivamente AC/DC. No sabe el aficionado todo lo que se pierde…

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Excelente blog. Entre porque vi el titulo del blog y todo lo que sea Neil Young-relacionado es siempre bienvenido!!!
    En cuanto a la banda esta, no la conocia y me gusta mucho la verdad.
    Te dejo mi blog
    www.rv-blackbeauty.blogspot.com

    Nos estamos leyendo

    ResponderEliminar
  8. Hola, Werty. Un gusto tenerte por aquí. Sí, el blog se llama así por el disco de Neil Young, mi elepé favorito de uno de mis artistas predilectos. Me paso por tu blog.

    Saludos.

    ResponderEliminar