jueves, 8 de marzo de 2012

Welcome To The Infant Freebase


Entre 1987 y 1992 Union Carbide Productions publicó cuatro discos excelentes que convirtieron al grupo sueco en el heredero más prominente de Stooges y MC5 en su país, Europa y el mundo entero. Sin embargo, entre el high energy rock and roll —asumido de manera libre y lata— que mandaba en su música, de vez en cuando se colaba algún tema (excepto en su debut, In The Air Tonite) infectado por el virus del pop y tratado con dramatismo y melancolía. Podría afirmarse que en estas canciones está el germen del que nacerá The Soundtrack Of Our Lives, sí, pero el cambio de registro es tan drástico que sólo un adivino podría haber previsto que el proyecto que Ebbot Lundberg (voz), Ian Person (guitarra en los dos últimos elepés) y Björn Olsson (guitarra en los dos primeros) pusieron en pie tras la disolución de UCP fuera a resultar tan abiertamente pop. Que la obra producida iba a tener un nivel de creatividad altísimo, sin embargo, no parecía difícil de predecir.

Welcome To The Infant Freebase (1996) es el primer disco de TSOOL, veinte temas y setenta minutos que ilustran la ambición de una banda que, por si fuera poco, ya había publicado ese mismo año un epé (Homo Habilis Blues) como carta de presentación. El crescendo de Mantra Slider que abre el álbum informa de un rock emocional y psicodélico que, partiendo claramente de la década de 1960 (Byrds, Love, Beatles, Pink Floyd, Doors, Stones, etc.), busca la luz en sus propias entrañas. Firmament Vacation (A Soundtrack Of Our Lives) lo corrobora: no hay asomo de fotocopia en TSOOL, la banda ha dado con un estilo forjado de materiales nobles que reinventa para explicar el mundo a su manera. Eléctrico (Underground Indian) o acústico (Chromosome Layer), Welcome To The Infant Freebase avanza mientras descubrimos asombrados que cada nueva canción suena diferente pero mantiene un canon que sólo pertenece a TSOOL, que bebe de otros tiempos, pero que expone los suyos. Un canon que revitaliza una fórmula para trasformarla y encontrar una nueva; que no revive mitos, sino que prefiere crearlos. Al contrario que la mayor parte de grupos de rock and roll de los últimos veinte años, Lundberg y compañía no sufren el síndrome del fan idiotizado, que imita la forma sin saber tratarla desde otro punto de vista porque está vacío.

Entre tanto vuelo lisérgico —el disco ha seguido sonando— hallamos también guitarras distorsionadas de puro hard rock como las de la aguerrida Confrontation Camp o engañosas baladas como Bendover Babies, destacando en todo momento una sensibilidad primorosa para las armonías y los arreglos, encargados de desarrollar un lenguaje épico maguer irónico, sin que esta cualidad anule la primera al cuestionar la epopeya. Este lenguaje es el que ha seguido elaborando The Soundtrack Of Our Lives hasta el día de hoy, creando un corpus indispensable para analizar el (mejor) pop realizado desde lo años ochenta. Eso sí, la primera piedra (larga) en el camino, Welcome To The Infant Freebase, no ha sido todavía superada, aunque quizá sí igualada. Lo veremos en futuras entradas.


8 comentarios:

  1. Yo sí doy la bienvenida a esta completa entrada, ignorante absoluto de todo lo que has contado. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Olvidé decirte que si vas a hacer válida la nominación que te hice y continuar la cadena, debes colocar el logotipo de Liebster Blog en tu espacio y enlazarlo con el blog que te nominó.

    Saludos y a seguir haciendo ese trabajo indispensable.

    ResponderEliminar
  3. Hey! Excelsa entrada que me ha puesto los dientes largos. Y eso que mis aproximaciones previas a TSOOL no han sido para nada fructíferas.

    En fin, supongo que les debo otra.

    Rrrrrock On!

    ResponderEliminar
  4. Joer, rabioso master, esta portada es de 10, por ella intuyo un material espectacular. Solo tengo el "Communion", no he escuchado nada más, ni de Union Carbide Productions. Voy por esto para abrirme paso por el mundo. Recibe mi abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Ayer, cuando hacía mi lista de blogs favoritos, dudaba entre elegir unos y otros que me gustan, al final decidí incluir el tuyo, una entrada como esta de un grupo que no he escuchado, confirma mi acertada decisión al incluir tu blog como uno notable que debe difundirse más y ser conocido por más gente a la que le interesen estos temas que para nosotros son apasionantes y vitales, gracias una vez más por la enésima ventana que abres para que la podamos explorar.

    ResponderEliminar
  6. Pues hay mucho material para escuchar, Sergio.

    Sí, ya lo sabía, Ariel, pero no voy a hacerlo, gracias.

    Gracias, Tyla. No sé, TSOOL es un grupo clásico y contemporáneo al mismo tiempo, como digo, así que no tengo claro que te vaya a gustar. Pero UCP sí te gusta, ¿no?

    "Communion" es buenísimo, Johnny. Creo que está a punto de salir el último, "Throw It To The Universe". De UCP te recomiendo también sus cuatro discos.

    Muchas gracias por tus palabras, Ariel. El blog lo hago sólo por gusto, para hablar un poco de discos que me interesan, no tiene otra pretensión.

    Un abrazo para todos, e id a visitar el blog de Ariel (Los Sueños) sin falta.

    ResponderEliminar
  7. He escuchado un par de discos suyos pero no este, voy a buscar. Gracias por este estupendo post.

    Un abrazo.

    Por cierto, no puedo suscribirme a los comentarios.

    ResponderEliminar
  8. Gracias a ti por pasarte, amigo Freaky. Creo que ya está solucionado lo de los comentarios, gracias a las indicaciones del querido Johnny.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar