domingo, 23 de septiembre de 2012

Dirty Deeds Done Dirt Cheap


Si bien es un hecho que Dirty Deeds Done Dirt Cheap es el tercer álbum de AC/DC —como es sabido por todo hijo de vecino en estos tiempos de gookinet—, tendrá que pasar alguna que otra generación para que sus seguidores europeos no lo consideren el segundo, pues sus dos primeros discos jamás vieron aquí la luz y fueron comprimidos en uno solo, llamado High Voltage como su debut. Así que, como buen europeo, me dispongo hablar del elepé publicado en el viejo continente a finales de 1976, y no del que dos meses antes (si no me equivoco) se ponía a la venta en Australia.


Orgulloso canto procaz e individualista al hedonismo y al rock and roll, Dirty Deeds Done Dirt Cheap rebosa chulería y descaro en nueve canciones gloriosas interpretadas apabullantemente por un grupo que, en la segunda mitad de los años setenta y mientras Bon Scott vive, no tiene rival alguno y todo lo hace bien. El tema homónimo que da el pistoletazo de salida es uno de los himnos definitivos de AC/DC, áspero, agresivo y poderoso. Love At First Feel (que no se hallaba en la versión australiana) y Big Balls (una de las canciones más cachondas de la banda) no son tan tajantes, pero sí absolutamente deliciosas. Rocker (ya presente en el anterior T.N.T.), Problem Child (con uno de sus riffs más arquetípicos e imitados), There's Gonna Be Some Rockin' y Ain't No Fun (Waiting Round To Be A Millionaire) son un festín que empalma ambas caras del elepé a mayor gloria del maestro Chuck Berry. Al igual que Love Song y You Ain't Got A Hold On Me en su debut o Crabsody In Blue en Let There Be Rock, Ride On es una excepción en el álbum y en toda la carrera de AC/DC. A medio camino entre el blues lento y la balada, el tema es pura emoción asentada en la voz de Bon Scott y la guitarra solista de Angus Young. Squealer, en fin, retoma la contundencia habitual para cerrar un disco que en nuestros antípodas había encargado esa misión a Jailbreak. Escojamos una u otra versión, solo un monumento al rock como el mencionado Let There Be Rock será capaz de superar este espectacular Dirty Deeds Done Dirt Cheap. Toda una hazaña.

19 comentarios:

  1. "Un grupo que...todo lo hace bien." Sin duda!!!
    El disco que traes hoy me parece uno de los mas "queribles" de la banda, quizás al estar menos sobreexpuesto que los siguientes.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Muy buen disco, y como bien apunta Cooper, de los menos sobados de la etapa Bon Scott.

    Por cierto, una de las portadas más atipicas de la banda (de Hipgnosis) a los jebis les produce urticaria solo verla: Buena señal.

    Rock On!

    ResponderEliminar
  3. Un disco redondo como un sol con temazos uno detrás de otro y lo que estaba por llegar no es moco de pavo. Sencillmante los maestros del género.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Buen disco. Palo y a la bolsa.
    Cada dia quiero mas a Bon Scott.
    Te dejo un link al respecto.
    http://miradaleonina.blogspot.com.ar/

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Los AC/DC de los años de Bon Scott son tremendos, aquí en otro discazo y quedaba lo mejor aún...
    Además como dice Coop es un disco menos sobreexpuesto que otros, y eso se agradece.
    Un fuerte abrazo Rafa...digo Gonzalo!!!

    ResponderEliminar
  6. La verdad, Agente, es que yo adoro todo lo que hizo AC/DC con Bon Scott, todo.

    Sí, atípica y diferente a la australiana. Y no te digo, Tyla, si les dices que "sus" AC/DC no hacían heavy metal. Igual hasta te cascan.

    Maestros a la altura de cualquiera, ya sean Little Richard, los Stones o la Creedence, Rockland.

    Allá que voy, Leo.

    Gonzalo, Addison, Gonzalo. Lo otro es ficción… ¿o no?

    Un abrazo para todos.

    ResponderEliminar
  7. Esos AC/DC¡¡. Creo que ayer se les echo en falta en Vallekas. Jeje

    un saludo

    ResponderEliminar
  8. Sí, los hermanos Young y compañía tenían que haber tocado a oscuras con Rocknaldo como cantante, ja ja ja.

    Un abrazo, r'n'r.

    ResponderEliminar
  9. DISCAZO del copón. Recuerdo las primeras escuchas con 17 o 18 años con los colegas en el "pipero" o "pipote" (ahora bajeras) a todo trapo con una caja de cervezas y llegando a escuchar el Rocker como una 37 veces contadas, agitando nuestras melenas y haciendo nuestro particular Air-Guitar, jejeje, que tiempos....ACDC con Bon Scott,son insuperables.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Además, no había bar de Pamplona en el Casco Viejo que no pinchara a AC/DC. Un discazo, por supuesto, TwoHeads.

    Otro abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Mi disco preferido de AC/DC. No me siento preparado para decidir con los cambios respectivos si es mejor la edición australiana que la internacional que nos comentas, grandmaster, pero lo que si que tengo claro es que la portada australiana es mucho mejor con el antebrazo de Bon Scott que se hincha más que el biceps de Popeye. Todo fuerza en esta obra maestra.

    Resalto de tu texto principalmente ese festín vikingo que supone dos cortes como "There's Gonna Be Some Rockin'" y "Ain't No Fun (Waiting Round To Be A Millionaire)" y la emocionante excepción en la trayectoria de esta banda de "Ride on". Gran post, claro. Gran abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Yo prefiero, Johnny, los tres últimos en estudio con B. Scott, pero te entiendo de sobra, y quizá yo mismo pueda cambiar de opinión en el futuro, dada la grandeza de "Dirty".

    Un abrazo, amigo, y gracias por lo del post.

    ResponderEliminar
  13. Ain't No Fun (Waiting Round To Be A Millionaire).. woogie boogie all night long!
    Cheers!

    ResponderEliminar
  14. Ya no, pero cuando cayó en mis manos no me gustaba nada la portada... Aunque lo importante era lo de dentro, lo de dentro. ¿Era jebi metal? ¿Sí? Como si dicen que es techno-pop: DISCAZO.

    ResponderEliminar
  15. Joder, Scott, qué susto y qué alegría. ¿Cómo estás?

    Discazo, Lu, eso es lo importante. ¡Rock and roll!

    Un abrazo para los dos.

    ResponderEliminar
  16. Todo, absolutamente todo lo que hizo AC/DC con Bon Scott es canela en rama, querido Gonzalo.
    Con eso de las ediciones diferentes la peña se despistaba algo pero aquí hay temarracos para la historia.
    De todas formas ese Rocker siempre me ha parecido brutal.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. "Rocker" es brutal, Savoy, uno de los rocanroles más grandiosos que ha parido madre.

    Un abrazo, compañero.

    ResponderEliminar
  18. Yo soy de los fans de las ediciones australianas y por lo tanto me limitare a decir que considero a "Ain't no fun" la mejor del disco, concuerdo contigo los ac dc setenteros eran en esos momento el mejor Rock que se estaba haciendo sobre la tierra, no se tu pero mi favorito de la banda de esa epoca es el Powerage no se si ya lo hayas reseñado

    saludos!

    ResponderEliminar
  19. Adoro "Powerage", tarde o temparano se pasará por Ragged Glory, Miguel.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar