lunes, 15 de junio de 2015

New Values


La portada y la presencia de James Williamson produciendo bien podían anunciar un nuevo Raw Power, pero Raw Power era (y sigue siendo) un elepé irrepetible. A cambio, New Values (1979) se revelaba como un trabajo notable de Iggy Pop, quien, ya sin la ayuda (o la carga) de David Bowie, entregaba unas canciones que sucedían dignamente a las de sus dos primeros álbumes. Ni la poética agresividad de los Stooges ni el encanto cosmopolita de The Idiot y Lust For Life mandan en New Values, pero a cambio tenemos una serie de composiciones iluminada por la new wave que sí tiene en sus maneras marcas del high energy de Detroit y las enseñanzas del autor de Low.


Tell Me A Story se mueve amable y pegadiza entre el pop y el rock para contrastar con New Values, plato fuerte del disco cuyas soberbias guitarras llevan el sello de Williamson en sus emanaciones… a pesar de ser Scott Thurston quien las toca. Canto de amor al sexo femenino y oda al aburrimiento respectivamente, Girls y I'm Bored mantienen recias la seis cuerdas antes de que James Williamson se haga con ellas por única vez en Don't Look Down, sensacional cruce de soul y soft funk que enriquece el saxo de John Harden. Las atmósferas progresivas de The Endless Sea —sugerente caleidoscopio musical en el que destaca el uso que del sintetizador hace Scott Thurston— dan aún mayor variedad al elepé. Five Foot One es un rock and roll en el que los vientos de Harden tienen presencia constante. How Do You Fix A Broken Heart porta el influjo de Bowie mientras que Angel es la balada que debía haber versionado Aerosmith en Permanent Vacation, y no componer un bodrio homónimo capaz de destrozar el álbum completo. Los tres últimos cortes, por desgracia, rebajan la nota del plástico, pues Curiosity no es sino un remedo del Kill City de Iggy & Williamson; African Man, una estupidez; y Billy Is A Runaway, algo así como la lectura pachanguera de New Values. Es decir, que si se los hubieran ahorrado tendríamos un conjunto mucho más hermoso y equilibrado, aunque tampoco lo conviertan en un despropósito. Sin embargo, sí anuncian la deflación artística que sufrirá la carrera de Iggy Pop, que hasta los años noventa no levantará cabeza, si bien y en mi opinión nunca a la altura de New Values. Sea como fuera, lo aportado hasta 1979 y su espectacular y eterno rendimiento sobre los escenarios redimen de cualquier pecado a mi particular rey del rock. God saves Iggy.

12 comentarios:

  1. No es malo este disco, y su unión con Wiliiamson tiene muy buenos momentos, pero claro, hablamos ya de otra cosa. Los discos con los Stooges están en el olimpo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Muy lejos queda la obra en solitario de Iggy de la de los Stooges, Savoy, pero sus tres primeros discos en solitario y "Kill City" merecen bastante la pena.

    Yo quizá prefiera "Lust For Life", Bernardo, pero tu elección es buena.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que es otro rollo, prefiero los discos con Stooges claro, pero este y Lust For Life son excelentes, me gusta mucho la propuesta de sonido en ambos discos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Sí, son muy buenos, Addi, a veces las comparaciones no son justas.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Magnífico disco en el que empieza a dar síntomas de flaqueza que irán aumentado en posteriores discos a pesar de que su siguiente disco, Soldier, también me parece bueno. Luego ya con Party se salva alguna que otra canción, Zombie Birdhouse -¿cómo clasificar éste disco?- y Blah Blah Blah lo peor de su carrera.

    ResponderEliminar
  6. La decadencia de Iggy en los ochenta será total, Trónak. A mí también me parece infumable "Instinct", no sé a ti. "Soldier" no está mal, pero bastante por debajo de "New Values".

    Saludos y gracias por pasarte.

    ResponderEliminar
  7. Hace mucho que no escucho el disco, a Iggy en definitiva a solas o con los Stooges. Este disco, como bien dices, no llega a la altura del "Raw Power", "The Idiot" o "Lust for Life" (los tres maravillosos) pero es mucho mejor que el "Party". Creo que Iggy se reinventa a partir del "Brick by brick" del 90 y lo inmediatamente anterior es perfectamente prescindible. Me pondré con él en cuanto mis numerosísimas obligaciones auditivas me lo permitan.
    Abrazos,
    JdG

    ResponderEliminar
  8. "Brick By Brick", sin ser la octava maravilla, significa la recuperación de cierta dignidad, que aumentará mediante "American Caesar".

    Un abrazo, Javier.

    ResponderEliminar
  9. Las canciones de "Instinct" las descubrí en un bootleg y me parecieron muy potentes con Andy Macoy de los Hanoi Rocks a la guitarra. Menuda decepción cuando escuché el disco original. Lo peor del sonido ochentero estaba ahí destrozando unas canciones que en directo ganan pero que mucho.

    ResponderEliminar
  10. A dia de hoy es el disco de Iggy que mas me apetece escuchar. Bajada de revoluciones respecto al pasado pero con mucho de lo que vendra despues, de lo que Bowie hara en los 80 y una primera cara absolutamente fantastica. Debo decir que a mi Soldier o Party en general odiados tambien me gustan ... asi que si, de Iggy hasta los andares ....

    ResponderEliminar
  11. Sí que ganan las canciones de "Instinct" en vivo, Trónak.

    "Soldier" quizá lo salvaría, pero "Party", no, J. Los andares de Iggy son de lo mejor que tiene, je je je.

    Saludos.

    ResponderEliminar