sábado, 1 de enero de 2011

All The Bells And Whistles

¿Hartos del trabajo y de los jefes? ¿De ver calles horribles con baldosas arrancadas que el Ayuntamiento no repara? ¿De necios y cretinos con los que uno tiene que, por desgracia, cruzar más de dos palabras? Escuchen este disco y verán cómo una sonrisa aflora en su rostro. El lenitivo ideal contra tanta fealdad es el pop en estado puro que contiene el debut del australiano Bryan Estepa, canciones de corte clásico, elaboradas con clase y elegancia que remiten a los mejores autores del género, pero también a los Black Crowes (By The Window) o a los Rolling Stones (que parecen convivir con Gigolo Aunts en Your Best Night). All The Bells And Whistles (2006) nos descubre a un músico que ha asimilado con pasmosa facilidad a los Beach Boys, los Beatles y toda la inmensa escuela que generaron y es incapaz de escribir un tema malo, pues los diez que contiene este álbum son notables, arreglados todos ellos con mimo y gusto por un músico que canta y toca bajo, guitarras, órgano y piano, cuasi factótum de un disco que una vez descubierto no se puede dejar de escuchar. No es innovador el trabajo de Estepa, no descubre el rock and roll —la innovación puede resultar tan conservadora como la tradición, ojo—, pero conoce el australiano el terreno que pisa y tiene talento: para componer canciones tan hermosas, tan delicadas pero tan sólidas al mismo tiempo, no vale cualquiera. Tan brillante como los nueve cortes que le preceden, Room Next To You cierra All The Bells And Whistles con una intimidad que recuerda a los Replacements más recogidos (los de Skyway o Nightclub Jitters). Enorme la categoría de las referencias de Estepa, y hace honor a ella el resultado del álbum. En fin, que conociendo los engendros que lideran unas listas de ventas que causan sonrojo nos preguntamos por qué no las lidera Bryan Estepa, verbigracia. Más aún sabiendo que, según voces para mí totalmente autorizadas, su segundo elepé, Sunday Best, es igual de válido, si no mejor, que el primero.

4 comentarios:

  1. yo ademas tambien digo, harto de tener que buscar aparcamiento. No conozco a este y mira que me pierde el rock que viene de Australia, asi cque me pongo manos a la obra

    saludos

    ResponderEliminar
  2. Tomo nota, Gonzalo. Me gusta lo que dices. Por cierto, sencilla y atractiva la portada.

    Abrazo y feliz año.

    ResponderEliminar
  3. Ooooh me han entrado unas ganas enormes de oirlo. Es uno de esos discos que, aun cuando no lo conoces, es como si te llamara específicamente a ti para que lo escuches. Nunca había oido sobre este señor, espero poder encontrarlo
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Espero que a todos os guste si lo escucháis. Nortwinds, yo no tengo carné de conducir, así me ahorro ese problema.

    ResponderEliminar