miércoles, 31 de octubre de 2012

It's Alive


No creo que pueda haber planes mucho mejores que pasar la Nochevieja con los Ramones. Bueno, solo uno: que sea la de 1977, que la ciudad sea Londres, que sobre el escenario esté el cuarteto original y que el material interpretado pertenezca a los tres primeros y sagrados elepés de los maestros del punk rock. Es decir, la actuación que quedó registrada en It's Alive (1979), el fantástico doble elepé en vivo en el que el grupo neoyorquino se revela tan contundente como Kiss en Alive! o Thin Lizzy en Live And Dangerous, pero, a su vez, diferente, genuino, inmutable. Porque los Ramones se chutaban pop, surf y high energy, pero, y sobre todo en directo, solo sonaban a los Ramones. Jugando siempre sus cartas, la apuesta por la sencillez y la repetición —matizadas mediante pequeñas diferencias— cobra en la extensión del concierto, en sus veintiocho canciones una coherencia exquisita, insuperable, envidia de cualquier creador, que ve cómo los más mínimos elementos desencadenan torrentes de emoción. No hacen falta solos de guitarra; no hay que deslumbrar a nadie con una exhibición de percusión de quince minutos; no es necesaria una educación refinada de conservatorio. Se precisa dar con una clave que puede negarse a otros tras años de estudio y búsqueda. ¿Y cuál es? ¿Cuál? Ahí está el arte, el secreto, la conjunción de cuatro astros en un momento dado que apuestan por una fórmula y la trasladan sin tregua a los proscenios. En este caso, a uno inglés que nos recuerda que Ramones, como Beatles o Byrds, solo hubo unos, entregados y fieles a una idea y reflejados aquí, en It's Alive, en mirífico esplendor que mis palabras son incapaces de honrar como se merece.

13 comentarios:

  1. Gran disco, grandísimo, desconocía que era el día de Nochevieja... ¡Feliz año!

    ResponderEliminar
  2. Te aseguro que has sido capaz de honrar el esplendor de ese disco mejor de lo que lo harían ellos mismos si tuvieran que escribirlo sin instrumentos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. One, two, three, four, cómo me conoces, bandido. Ya te contaré (mejor entre birras) anécdotas adolescentes ramonianas relacionadas con este disco. Te dejo un enlace con el post que le dediqué hace tiempo, creo que te gustará:

    http://woody-jagger.blogspot.com/2009/03/ramones-1979-its-alive-live-77.html

    Abrazos ramonianos (o ramoneros).

    ResponderEliminar
  4. Mi live album predilecto junto a la que liara un tal Sam Cooke unos cuantos años antes, el acojonante "Live at Leeds" y el monolítico "Live And Dangerous" de los Lizzy que también mentas. No creo además que exista otro disco en directo que capte tan bien una banda de rock en su apogeo total y a todos los niveles. Obligatorio so pena tortura china para mí y abrazo gabbaguzzero.

    ResponderEliminar
  5. Ni Punk-Rock ni leches, uno de los mejores directos (y bandas, y discos, y...) de la historia del Rock and Roll. Hasta Chuck Berry les daba su beneplácito:

    http://www.jetlagmag.net/sept80-12-13.html

    Rock-On!

    ResponderEliminar
  6. Ja ja ja, igualmente, Sergio.

    Muchas gracias, Jose. Un honor tus palabras.

    Y tanto, Niko.

    A la espera de esas anécdotas, voy a leer tu entrada, Johnny.

    Directos esenciales los que citas, Guzz. Muy de acuerdo con lo que comentas.

    Si lo decís Chuck y tú, Tyla, solo queda arrodillarse.

    Abrazos para todos (ramoneros, como dice Johnny).

    ResponderEliminar
  7. Yo tengo que agradecer posts como este, colega. Y es que últimamente ando muy 'punki' (no soy de etiquetas, pero ahora vienen al caso para darme a entender): los Saints, Radio Birdman, Dead Boys, los Pistols, Richard Hell, la Sonic Rendezvous, Iggy, y el brutal, así, brutal debut de los Real Kids que me acabo de echar de un tirón. Y, por supuesto, este live que deja en pañales a muchos tíos que se hacen llamar 'auténticos'...
    ¡Saludos!, y, una vez más, muchísimas gracias.
    [Este es mi segundo intento; si el anterior llega a aparecer, pues mil perdones por el infame spam jajajaja]

    ResponderEliminar
  8. Nada, gracias a ti, rnrblogspot. Vaya ración de punk y high energy, debes estar pletórico. Con los Ramones, el remate ideal.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Un live directo a la yugular!!
    Yo también me hubiera apuntado a ese Nochevieja con esa incomparable banda sonora de The Ramones. Pua fiesta & Rock'n'Roll!!!

    Eh Oh Let's goooo!!!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Pues en dos meses, ya sabes, Rockland. Terminas el año con los Ramones… y lo comienzas con AC/DC (que si no recuerdo mal tienes como costumbre).

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Casi se me "escapa" esta entrada! Mi primer disco de los Ramones...nada más que decir jejeje

    Hey Ho Let's Go!

    ResponderEliminar
  12. Fue también uno de los primeros que escuché de ellos. Agente.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar