domingo, 26 de marzo de 2017

Aquí y allá (hombre mirando por la ventana)


Mirando por la ventana
—ahora que estoy tranquilo—
me veo dos horas antes
caminando solo por el barrio
en busca del aire y los kilómetros
que ahuyenten el desasosiego
que me mata
los domingos por la tarde
cuando ella y yo nos observamos
—al acecho pero sin escondernos—
como desconocidos
a pesar de la convivencia.
Es entonces cuando le busco
para decirle que le quiero
que es mi paz y mi vida
que sin ella nada vale…
Esperando un nuevo paseo
que cercene mi angustia
me acerque a la ventana
distinga a mi homólogo 
me dirija hacia ella
y le vuelva a susurrar
TE QUIERO.

4 comentarios:

  1. La inspiración de los domingos puede ser genial. Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. La inspiración de los momentos chungos en general, querido Johnny.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Como decía Serrat..."son esas pequeñas cosas..."
    Abrazos,
    JdG

    ResponderEliminar