jueves, 17 de mayo de 2012

Creedence Clearwater Revival


Pocos casos habrá en toda la historia del rock and roll como el de la Creedence Clearwater Revival. Porque ¿cuántos grupos, o artistas, han publicado en sólo dos años y medio —los que van de mediados de 1968 a finales de 1970— seis elepés, todos ellos excelentes, portadores de sonido y discurso autónomo, y cuya escucha siga provocando un placer inalterable más de cuatro décadas después? Con todos los matices y diferencias que hagan falta, para encontrar casos similares tenemos que citar a los Beatles, Bob Dylan o los Byrds, nada más y nada menos que los creadores más granados de los años sesenta.

El primer trabajo del grupo de los hermanos Fogerty —cuya formación permanecerá inalterable para beneficio de la coherencia estética del mismo— no contiene ninguna de sus composiciones más clásicas y famosas, pero en el tratamiento dado a los cinco originales y las tres versiones que contiene Creedence Clearwater Revival ya está el particular y emocionante uso de la electricidad de las guitarras, vanguardista y psicodélico en ciertos pasajes, mezclado con la mirada al pasado y la querencia —que tan bien refleja en sus maneras la base rítmica, Stu Cook y Doug Clifford— por el soul, el rockabilly, el rhythm and blues —patente en los nombres elegidos para apropiarse de sus canciones: Wilson Pickett, Dale Hawkins y Screamin' Jay Hawkins—, el swamp pop y el country.


Su visión del I Put A Spell on You de Jay Hawkins sirve de espectacular punto de partida en el que los arpegios, los riffs y los solos de las seis cuerdas compiten con la poderosa voz de John Fogerty. The Working Man es un muy buen tema propio que marca el camino a seguir por muchas de las canciones futuras de la Creedence. Casi cuadruplicando el Susie Q de Dale Hawkins, la banda explora su cara más experimental y progresiva sin perder calidez ni dejar que la técnica se convierta en fin que trampee o empobrezca el resultado. Ninety-Nine And A Half es un tema de Wilson Pickett del que se mantiene la estructura pero que el grupo californiano acentúa de forma diferente para llevarlo a su terreno. No hay más versiones ya en el disco, y los cuatro temas restantes, a excepción de Gloomy que compone junto a su hermano Tom, están escritos por John Fogerty: Get Down Woman, un blues correcto; Porterville, un hermoso corte pop que incorpora ecos de los Beatles; la mencionada y vibrante Gloomy y la épica Walk On The Water, que cierran el elepé acercándose al Hendrix más funk.

Comienzo de la carrera ejemplar —tan ajena como sometida a su tiempo— de la que hablábamos en el primer párrafo, Creedence Clearwate Revival, digamos para terminar, mira digno a las abrumadoras obras maestras publicadas aquel 1968 y sigue siendo uno de los debuts más sólidos, peculiares y expresivos que se recuerden. E imprescindible, de más está decirlo.

21 comentarios:

  1. Pocas producciones tan sólidas como la de la Creedence. Hubo mucho, y muy bueno.

    ¿Viste a Fogerty en su primera visita española? Aquello fue demasié, vive Dios!

    Rock On!

    ResponderEliminar
  2. Dentro de mil años se estudiaran estos discos como se estudia a Proust, o a Platon.Son para el resto de la vida de este planeta , como las piramides de la musica.Algo mas grande de lo que uno pude imaginar!
    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. La visita de Fogerty a España fue algo increible, e inolvidable!

    ResponderEliminar
  4. Tsi lo ha dicho todo. Amén a sus palabras y a tu tremendo post.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Gran post Gonzalo, soy fan incondicional de la CCR pero este disco me lo suelo saltar, lo confieso, voy a pincharlo ahora mismo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Es verdad, en poco tiempo dejaron un legado extraordinario. Grupazo/abrazo en pareado.

    ResponderEliminar
  7. El inicio de una carrera espectacular. Sobran más palabras...a disfrutarlo por enésima vez!
    No se entiende el rock sin la CCR.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. No, no le vi, Tyla, con el crío estoy muy limitado para ir a conciertos, aunque hoy voy a ver a Capsula con muchas ganas. Espero que disfrutes mucho de Los Enemigos.

    Es arte de primerísima categoría, Tsi, aunque dentro de mil años no sé si habrá planeta.

    Muchas gracias, Freaky. Casi me haces llorar con tu entrada.

    Gracias también, Addison. No suele estar tan bien valorado como el resto, este primer disco de la Creedence, cosa que no entiendo.

    Tan bueno como los mejores, Johnny.

    Es difícil imaginar el vacío que habría sin su existencia, Rockland.

    Abrazos para todos. Un placer.

    ResponderEliminar
  9. Simplemente...AMÉN a todo lo dicho en la entrada!!! Por mucho que se repita no deja de sorprenderme el hecho de que hicieran taaanta música increíble en un espacio de tiempo tan "ridículo".

    Un abrazo, Gonzalo.

    ResponderEliminar
  10. Don Gonzalo, qué discazo. Y qué grupazo, como bien dices, en 2 años dieron clases maestras de rock and roll.

    Yo si vi a John Fogerty, y me puso los pelos de punta.

    Gran abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Bueno Gonzalo si desaparece el planeta algo positivo habrá. Se acabarán las putas primas de riesgo, las cuñadas y las sobrinas.
    Nos podemos preparar escuchando el "bad moon rising" de la CCR, que pega muy bien en estos tiempos.

    Animo con esa novela¡¡

    ResponderEliminar
  12. A mí también, Agente. Se dice fácil, pero es impresionante.

    Bueno, Savoy, ya veo que me perdí algo importante.

    Seguro que si se desaparece, se salva algún "Fortunate Son", animal. Tiempos asquerosos, sí. Em breve, noticias literarias.

    Un abrazo para los tres.

    ResponderEliminar
  13. Los Creedence pegaron con tubo en México, se publicaron todos sus discos, sin demora en cuanto salieron en EEUU, los escuchábamos todo el día en la radio y los tocabamos en todas las fiestas, así que son parte del "soundtrack de mi vida adolescente" y desde entonces no dejo de escucharlos, además de su indiscutible calidad, originalidad y emotividad que los hace una de mis bandas preferidas, acá vienen a cada rato los que se quedaron con el nombre y aunque sólo esté uno de los originales, la gente va a verlos, yo me resisto a avalar ese fraude.

    ResponderEliminar
  14. Yo también empecé con la Creedence de joven, y, al igual que tú, sigue encantándome.

    Un abrazo, Ariel.

    ResponderEliminar
  15. La verdad no considero a Pendulum tan excelente aunque si siempre lo pense ¿Quien hace discos tan buenos en tan poco tiempo? Nadie, la verdad es que no he conocido otra banda como Creedence en ese aspecto, y tambien en vivo son de mis favoritos, es de esas bandas que me maravillan en muchos aspectos, este disco llego a ser mi favorito de la banda sin embargo despues comprendi que hacia falta pulir el sonido, quiza mucha psicodelia, Bayou Country, Green River y etc.. contienen un sonido mucho mejor trabajado, creo que los covers son lo fuerte de este album, siendo Suzie Q mi favorito, aunque temas como Walkin On The Water no se quedan nada atras

    muy buena y apropiada sintesis como siempre amigo, saludos!

    ResponderEliminar
  16. Yo considero el disco tan bueno como los siguientes, Miguel. Incluso más original, si me apuras. Y gracias por tus elogios y por pasarte por aquí.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Me encanta la Creedence!! no paro de escucharlos.

    Si no me equivoco Foguerty toco en los veranos de la Villa madrid.

    Muy bueno Bro

    ResponderEliminar
  18. Me encanta la Creedence!! no paro de escucharlos.

    Si no me equivoco Foguerty toco en los veranos de la Villa madrid.

    Muy bueno Bro

    ResponderEliminar
  19. Legendario grupo con una corta, pero intensa trayectoria. Y lo más bonito, es que pusieron banda sonora a la vida de muchas generaciones. Un saludo.

    ResponderEliminar