miércoles, 24 de octubre de 2012

Sabbath Bloody Sabbath


Aunque Sabotage todavía merece (y mucho) la pena, Sabbath Bloody Sabbath (1973), quinto y anterior elepé de Black Sabbath, es el último de los trabajos del cuarteto de Birmingham que, bajo mi punto de vista, no baja del sobresaliente. El tema homónimo que inicia el álbum posee uno de los riffs más prototípicos de Tony Iommi, poderío metálico al que se contraponen pequeños pasajes acústicos. A National Acrobat es otro medio tiempo espléndido en el que la banda se acerca al Zeppelin más psicodélico. Fluff es una hermosa pieza instrumental que antecede a ese glorioso rock and roll titulado Sabbra Cadabra, curiosamente adornado por Rick Wakeman y sus sintetizadores, teclados y piano. También se escuchan sintetizadores de fondo, si mi oído no me traiciona, en Killing Yourself To Live, que en realidad son tres canciones en una sola y excepcional, llena de matices y cambios de ritmo. Mellotron, piano y sintetizador son protagonistas absolutos en Who Are You, donde Black Sabbath flirtea con el rock progresivo sin ambages. Looking For Today alterna hard rock con —digamos— folk campestre gobernado por las guitarras acústicas y la flauta de Iommi, quien culmina el tema con un solo (eléctrico) formidable. Spiral Architect, orquestación incluida, da por finalizado un elepé, Sabbath Bloody Sabbath, quizá no tan ilustre y perfecto como sus cuatro predecesores, pero fedatario de una banda todavía en su mejor momento, y cuya música sigue sin agotarse ni marchitarse.

16 comentarios:

  1. Qué gran recuerdo me ocasionan los Sabbath de Ozzy, aunque este disco no lo pinche hace un buen tiempo. Por lo demás, yo me quedaré toda la vida con 'Master of Reality'. Palabras mayores.
    ¡Saludos de un nuevo neighbour!

    ResponderEliminar
  2. Qué gran recuerdo me ocasionan los Sabbath de Ozzy, aunque este disco no lo pinche hace un buen tiempo. Por lo demás, yo me quedaré toda la vida con 'Master of Reality'. Palabras mayores.
    ¡Saludos de un nuevo neighbour!

    ResponderEliminar
  3. Qué gran casualidad! Presiamente ayer estuve escuchando este disco tras 5 años sin sacarle el polvo. Es un discarral, aunque yo, siempre personalmente no lo pondría por encima de Sabotage. Me falla un poco Who Are You, pero ese Spiral Architect me roba el alma. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Ah... Black Sabbath. Resulta imposible echar un vistazo a una foto de sus "old good times" y no sentirse tentado de dejarse un bigotón setentero.

    Este, junto con el debú y "Paranoid" es lo que más piloto de ellos, a decir verdad (lo que he escuchado de "Never Say Die" me gusta, también)

    ¿Qué opinas de su etapa con Dio?

    Rock-On!

    ResponderEliminar
  5. !!! Qué recuerdos !!!, gracias por este post... todavía tengo aquel inolvidable "Paranoid" rondando por mi cabeza... Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Como eran los Sabbath entonces, ver ahora a Ozzy da por c... como los dos últimos años en ARF, una pena lo de Tony este año, haber que pasa ahora que esta segun parece bastante recuperado...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Bienvenido, rnrblogspot. Yo también adoro "Master". De hecho, junto a "Paranoid", es mi elepé favorito del grupo.

    Hermosa casualidad, David. Para mí sí que está un poco por encima de "Sabotage".

    Lo que pasa, Tyla, que aquí el bigote está más asociado al picoleto que al (hard) rocker, ja ja ja. De la etapa con Dio solo he escuchado "Heaven And Hell", que me parece mucho mejor que los dos últimos trabajos de Black Sabbath con Ozzy, "Technical Ecstasy" y "Never Say Day!" (a pesar de la gran canción que pone título a este último).

    De nada, Rubén. Gracias a ti por pasarte.

    De hecho, Addison, la carrera de Ozzy en solitario es muy floja. El "Heaven And Hell" que le menciono a Tyla le da mil vueltas, en mi opinión, a cualquier disco de Ozzy.

    Un abrazo para todos.

    ResponderEliminar
  8. Este o el otro, o el de más allá. Sus seis primeros albumes son escandalosamente brutales. Aunque cada uno tenemos nuestro favorito. Para mí, el MAster, pero porque fue el primero que escuché, supongo. Creo que me voy a dar un trago Sabbath esta tarde.

    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  9. "Paranoid" y "Master" para mí, Jose, como digo. De hecho, una de las primera entradas que publiqué estaba dedicada a ambos álbumes.

    Que te sepa bueno ese trago. Otro abrazo para ti.

    ResponderEliminar
  10. Pues éste es sin duda mi favorito de BS, no se si es mejor o peor que los cuatro primeros discos -para mi minguno baja del sobresaliente, incluído Sabotage- pero si que es el que me resulta más mágico, misterioso y poliédrico.

    Un abrazo, Gonzalo.

    ResponderEliminar
  11. Ya lo decía Henry Rollins:
    Solo puedes confiar en los seis primeros LP's de Black Sabbath y en tí mismo.
    Una pasada de disco, no hay más que decir. No sé como "demonios" fueron capaces de encadenar tantas obras maestras seguidas. Los amos del heavy metal!!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Hombre, joyas como "Planet Caravan" o "Solitude" en, respectivamente, "Paranoid" y "Master Of Reality", les dan también magia y diversidad. Pero, bueno, Agente, aquí tu criterio es respetado como ningún otro.

    Mi anterior entrada sobre Sabbath empezaba con ese adagio de Rollins. Es un caso similar al de los Byrds y la Creedence, salvando las distancias estilísticas entre cada grupo. De todos modos, yo "Sabotage" lo veo algo inferior, Rockland.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Para mi los Black Sabbath buenos son los de la formación original. Los que vinieron después no eran moco de pavo (Gillan y Dio entre otros) pero es que el sonido setentero insano que tenían en su primera etapa es insuperable.

    ResponderEliminar
  14. Por supuesto, Víctor Hugo, de eso no hay duda.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Fijate que yo al Sabbath Bloody Sabbath si lo tengo bien arriba, hasta me atrevería a ponerlo al nivel del Paranoid, para mi es como un segundo aire que agarra la banda después de un experimental Vol 4, Sabbath Blooyd Sabbath está lleno de riffs de todo tipo, lástima que nunca tuvo etiqueta de clásico pero yo si lo pondría ahi puesto que supera en muchos elementos a otros discos, por cierto el Sabotage tambien es un discazo eh

    saludos

    ResponderEliminar
  16. Yo lo veo, dentro de su grandeza, un poco por debajo; pero, bueno, estamos de acuerdo en que es un discazo.

    Abrazos y gracias por enriquecer el blog con todos tus comentarios.

    ResponderEliminar