lunes, 19 de octubre de 2020

We Got This!


 
Paradigma de grupo de culto, el de Rob Younger es uno de los mejores nacidos en los últimos cuatro decenios, si bien su repercusión sigue limitada a esos círculos de connaisseurs que Juanjo Mestre llama las "minorías privilegiadas". No fue hasta nueve años después de su fundación en 1980 que los New Christs publicaban su primer elepé, el colosal Distemper, una de las obras maestras de la década, aunque los singles dispersos a lo largo de la misma los había compilado Divine Rites un año antes. Lower Yourself, el segundo paso largo, no llegaría antes de 1997. Acechada por las rupturas y las distintas formaciones, la banda australiana mantenía el tipo de sobra en un trabajo excelente pero sin el carisma de su predecesor. El tercero en discordia, We Got This!, veía la luz en 2002 con el grupo fuera de combate por cuarta o quinta ocasión y, milagro o no, sin dar muestras de agotamiento creativo alguno. Durante una hora larga los Christs demuestran por qué la grandeza de Radio Birdman vive en ellos. A pesar de haber mayor gravedad y mal rollo en su música (Younger se hace mayor y nunca fue muy optimista), el secreto de la canción rock está a salvo en sus composiciones y en su manera a la par dura y elegante de interpretarlas. Canción adulta que es consciente de que, como afirma la última de todas, las fiestas son cosas del pasado (The Party Died) sin que la energía o la electricidad se hagan a un lado. Esto es lo que hay, viene a decir el título, lo tomas o lo dejas; ya no somos los jóvenes punks herederos de los Stooges que arrasábamos los locales donde tocábamos, lo que no es óbice para que sigamos tocando (de puta madre) rock and roll algo menos high energy y algo más post punk. Y todavía habrá nuevos discos igual de minoritarios e imprescindibles de unos New Christs que juegan en la primerísima división artística y en una bastante inferior comercial.

8 comentarios:

  1. Esta es una BANDA que logra mantener todas las esencias y aristas del R´n´R bien entrado el S.XXI.

    Que Dios les conserve el oido, Keep on Rockin

    ResponderEliminar
  2. Coincidencia absoluta, Santi. Menudo grupazo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Ya mismo los busco en Spotify a ver que tal...

    ResponderEliminar
  4. Siguiendo su sabio consejo me hice, no ha mucho, con ese colosal "Distemper" del que habla. Aprovecho ahora para tomar nueva nota de este nuevo título que, por si a usted le interesara, quedaría ordenado en la estantería entre los New Bomb Turks y New Riders of the Purple Sage.
    El concepto transcrito en "The Party Died", el que hace referencia a las "fiestas son cosas del pasado" me recuerda al sublime concierto compartido de los Supersuckers.
    Abrazos,

    ResponderEliminar
  5. Que a usted le aproveche "Distemper", querido Javier. De los New Riders no tengo nada, pero tanto en mi colección de vinilos como en la de CDs colindan los New Bomb Turks con los New Christs, pues en ambos formatos tengo trabajos de los dos bandas. Ojalá podamos compartir conciertos y cervezas en un futuro no muy lejano, qué asco de virus.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. No lo conozco pero te lo compro, acoabo de llegar de portugal y me encuento con motivos de irme a Saturno lo más cerca, creo que un disco como este puede hacer de narcótico ante todo esto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Un discazo, Jorge. Imagino que el debut de los Christs sí lo controlarás, ¿no? Las vacaciones son un placebo, a veces pienso que es mejor no irse a ningún lado.

    Abrazos.

    ResponderEliminar